Proceso eficiente para el desinfectado y lavado de alfombras

Las alfombras han sido, por excelencia, uno de los elementos decorativos más populares de todos los tiempos en el mundo entero y, por supuesto, México no es la excepción. Sin embargo, lavar las alfombras periódicamente es una necesidad que viene de la mano cuando goces de su mullida textura.

A diferencia de la limpieza de pisos, las alfombras requieren mayor cuidado y aspirado para evitar almacenar polvo entre el tejido.

lavado de alfombras por higiene y salud

Las alfombras, como elemento decorativo, siempre te han ofrecido una larga lista de ventajas. La enorme gama de colores disponibles hacen posible que exista una opción para cada gusto, para cada espacio y para cada estilo. Además existe una gran diversidad de materiales y texturas, pues las hay naturales o rústicas como las de fibra de coco o de yute; elegantes y suaves como las de seda y cálidas como las de lana.

También existen las alfombras elaboradas con fibras sintéticas como el nilón, el poliéster o el acrílico. Siempre habrá un material y una textura adecuada para cualquier presupuesto. Con el mantenimiento adecuado podrás disfrutar por muchos años de una alfombra en buenas condiciones.

La limpieza de alfombras

Sin importar las características de las alfombras que tengas en tus ambientes, algo que no podrás evitar es la necesidad de limpiarlas adecuadamente. El trabajo de lavar y desinfectar alfombras no es algo que debas tomar a la ligera. Por su composición, estructura y forma de uso, las alfombras son una fuente de contaminación riesgosa para nuestra salud cuando no hay la debida atención a su cuidado y mantenimiento.

limpieza de alfombras

Uno de los principales agentes causantes de alergias y enfermedades son los ácaros que anidan por cientos de miles en tus alfombras cuando no las limpias apropiadamente. Pasar la aspiradora regularmente no solo contribuirá a mantener siempre limpios nuestros hogares y centros de trabajo, sino que, además, contribuirá a eliminar de nuestras alfombras estos perjudiciales organismos. La periodicidad dependerá del tráfico que circule por su superficie que, en caso de ser muy intenso, habrá de hacerse todos los días.

Desinfectar las alfombras

Recordemos que las alfombras reciben la suciedad de los zapatos, la acumulación de polvo, la grasa del pelo de las mascotas, los ocasionales derrames de líquidos, el polvo y demás elementos que contribuyen a ensuciarlas y contaminarlas. Como es lógico suponer, se convierten paulatinamente en posibles focos de infección y, por ello, darles un tratamiento descontaminante es importante. Existen varios métodos simples para la limpieza y lavado de alfombras que puedes utilizar en los diferentes tipos de alfombras.

1. Hacer un lavado ligero utilizando una mezcla de agua y vinagre blanco.

Es una forma sencilla y económica de desinfectar tus pisos alfombrados, sin embargo, no podrá eliminar las impurezas más resistentes.

2. Aplicar vapor de agua mediante una máquina generadora.

Este procedimiento es capaz de penetrar más profundamente en el tejido y, por consiguiente, eliminar un mayor número de agentes contaminantes. Después del tratamiento la alfombra quedará ligeramente húmeda por lo que deberás esperar hasta que seque para transitarla.

3. Lavar con agua muy caliente.

Los inconvenientes de este sistema son un tanto obvios. Para empezar, debes calentar el agua y transportarla al lugar en el que habrá de usarse. Además, si no tienes las precauciones debidas puede ser causa de serios accidentes. Este es un método recomendado para usos puntuales y no para emplearse en toda la superficie.

4. Lavar con una dilución de bórax en agua.

El bórax es un cristal blanco y suave al tacto que se disuelve fácilmente en agua. Con un cepillo puedes aplicar la solución frotando toda la superficie. Una vez que hayas hecho esto, hay que dejar secar hasta que se forme una capa blanca, que aspirarás hasta eliminarla completamente. Es un método que ofrece buenos resultados, pero que exige un enorme esfuerzo.

5. Usar una dilución de bicarbonato de sodio en agua.

Al igual que el método anterior, se aplica cepillando toda la superficie y, así mismo, es recomendable que esperes a que seque el exceso de agua para entonces aspirar hasta eliminar todos los residuos.

6. Utilizar productos comerciales para lavado de alfombras.

Los aplicarás siempre siguiendo las instrucciones del fabricante.

Es importante recordar que, después de hacer cualquier procedimiento con agua, deberás aspirar perfectamente bien el área tratada evitando pisarla hasta encontrarse completamente seca. Recuerda que las fibras naturales tardan más tiempo en secar que las sintéticas.

Limpieza de alfombras de manera profesional

Sin importar que tanto empeño pongas en su mantenimiento, es indispensable llamar a los profesionales periódicamente. Utilizando la maquinaria, los productos y la técnica adecuada realizarán una limpieza y desinfección profunda de tus alfombras. Sin duda notarás la diferencia una vez que terminen el trabajo, pues el mantenimiento profesional es definitivamente la manera más eficaz y segura de hacer que tus alfombras se conserven en las mejores condiciones por más tiempo.

Tipos de alfombras

Existen muchas formas de clasificarlas, desde el material con el que están elaboradas o su resistencia hasta su método de instalación. Sin embargo, las categorías más comunes que encontrarás son las siguientes.

Alfombras de pelo largo

Se consideran alfombras de esta categoría aquellas cuyas fibras miden de 30 milímetros de longitud en adelante. Tienen un aspecto muy acogedor y te ofrecen una suave sensación al tacto. En contraste, exigen un mayor cuidado pues suelen ensuciarse con mayor velocidad.

Alfombras de pelo corto

Son las que están tejidas con fibras que no rebasan los 30 milímetros de longitud. Su apariencia es prolija y acogedora y te resultarán más fáciles de mantener que las de pelo largo.

Alfombras de uso rudo

Normalmente son de pelo corto y se utilizan en áreas de tráfico intenso. Están recomendadas normalmente para revestir oficinas y áreas comerciales.

Alfombras para tráfico ligero

Son las que puede usar mayoritariamente en el hogar. Las verás tanto de pelo corto como largo y ofrecen una gama más amplia de fibras, colores y diseños disponibles.

No es solo por apariencia sino también por la salud que debes lavar las alfombras tanto en forma casera como profesional con la periodicidad debida. Es una necesidad que debes asegurarte de cumplir para mantener los ambientes siempre limpios y libres de agentes contaminantes que pongan en riesgo la integridad y las de los seres queridos.

Finalmente es recomendable realizar el lavado de alfombras cada 6 meses o menos dependiendo de la cantidad de personas que la pisan.

Compartir en Redes Sociales:

0 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Call Now Button
Abrir chat